Sábado 25 de Mayo de 2024 - hs - Corrientes, Argentina.

Bomberos conmovidos por la muerte de una cierva en San Miguel

Las llamas arrasan con todo. La vegetación y los animales sufren las consecuencias, en muchos casos de la mano dañina del hombre que provoca incendios intencionales. Las personas que combaten el fuego viven en carne propia el desastre ambiental y esta vez lo visibilizaron.

foto: Bomberos conmovidos por la muerte de una cierva en San Miguel

Los incendios en los Esteros del Iberá avanzan y lamentablemente la fauna lo vive en carne propia. Es difícil cuantificar la magnitud de las pérdidas en el ecosistema. En las últimas horas se observaron imágenes de animales que mueren en las cenizas de uno de los humedales más importantes del mundo.

Las fotografías son duras y conmueven. Son los propios bomberos voluntarios y de la Policía de la provincia de Corrientes quienes al vivir el drama de los incendios pueden contar y mostrar la magnitud del daño que padecen los animales que habitan el Iberá.

A través de sus redes sociales, algunos bomberos decidieron salir del anonimato, que muchas veces lo caracteriza, para difundir cómo rescataron a una cierva que tenía quemadas sus patas cerca de la localidad de San Miguel. El animal no resistió las quemaduras que sufrió y perdió la vida. Esto conmovió a los brigadistas que se expresaron en las redes.

«La imagen es dura, inapropiada para una red social. Quizás sí, pero esto es lo que vemos a diario cuando combatimos incendios en los campos. Hoy se hizo hasta lo imposible por salvarle la vida a este hermoso ejemplar y no pudimos. A 40 kilómetros al Sur de la localidad de San Miguel se lo encontró en ese estado, saliendo de un incendio, con las cuatro patas quemadas hasta el hueso», escribió en su muro de Facebook el propio Bruno Lovison, subdirector de Defensa Civil y quien encabeza la mayoría de los operativos que buscan apagar los incendios en Corrientes.

«¿Se imaginan el dolor no?», se preguntó, con razonable sentido común, y agregó: «Nosotros también nos sentimos así al no poder hacer nada».

Continuó Lovison: «Cuando pedimos que no quemen no es un capricho, es una necesidad de cuidar el tesoro más preciado que tenemos los correntinos, nuestra fauna y flora de los Esteros del Iberá. No pedimos nada, simplemente no quemen».

Héctor López Tosolini es compañero de Lovison en el cuerpo de bomberos y fue quien difundió las mismas fotos con el siguiente texto: «Cuando te preguntan porqué aguantan todo y sí, somos locos aguantando muchas cosas, pero hoy nos quebró ver tanta destrucción. Hicimos todo lo posible para salvar a esta cierva, lamentablemente llegamos tarde».

«Basta de incendios… estas imágenes las subo para que de una vez por todas tomemos conciencia y dejemos de provocarlos. Hoy no quiero que piensen en nosotros que estamos en la línea, quiero que vean la imagen y piensen en ellos, el fuego los está matando lenta y dolorosamente», finalizó.


© 2012 - 2017 www.todocorrientes.com
Todos los derechos reservados