23/02/2012
Por las críticas, ahora Correa podría anular la multa millonaria contra El Universo
El presidente ecuatoriano aseguró que no quiere afectar al país con la sentencia. El diario publicó un artículo en el que acusaba al mandatario de cometer crímenes de lesa humanidad.
Rafael Correa indicó que en los próximos días presentará su decisión al pueblo ecuatoriano y recordó que "siempre" tuvo la intención de anular la demanda si el periódico rectificaba el contenido del editorial.

Tres directivos de El Universo (César, Carlos y Nicolás Pérez) y un excolumnista de ese periódico, Emilio Palacio, fueron condenados a tres años de prisión y a pagar 40 millones de dólares de indemnización a Correa.

Según Correa, ahora que se demostró su denuncia y que El Universo fue condenado, podría anular la demanda, también para evitar que se afecte al país y a su proyecto de "revolución ciudadana".

Indicó que nunca tuvo la intención de llevar a nadie a prisión, ni de cobrar un solo centavo de indemnización, por lo que insistió en que prepara una carta dirigida al pueblo ecuatoriano, en la que precisará su decisión en torno a este caso.

El pronunciamiento del mandatario, al intervenir en una rueda de prensa sobre el caso emitida anoche por su canciller, Ricardo Patiño, se dio en un momento en que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió a Ecuador suspender temporalmente la condena contra El Universo.

Patiño dijo que era "imposible" atender las sugerencias de la CIDH, porque, además de errores en su formulación, la sentencia contra el diario aún no se encuentra "ejecutoriada" o "en firme" y que, por lo tanto, no existían ordenes de prisión u otras medidas contra las que se deba proteger a los condenados.

Correa, por su parte, recordó que la condena contra El Universo se debe a una columna que Emilio Palacio escribió en febrero de 2011, en la que aseguró que el mandatario podría ser enjuiciado en el futuro por haber, supuestamente, ordenado fuego a discreción en un hospital lleno de civiles, durante el alzamiento policial del 30 de septiembre de 2010.

"¿En nombre de qué libertad se puede aceptar que a uno le digan asesino?", se preguntó el mandatario, tras señalar que en este proceso contra el diario pudo constatar "hasta dónde se extienden los tentáculos de este poder fáctico que es la prensa".

Aseveró que en el juicio, presentado por él como ciudadano hace un año, se cumplieron varios objetivos, el principal de ellos dejar en claro que El Universo mintió con ese editorial y otros 150 que los consideró injuriosos.

Además, afirmó que otro de sus objetivos era que "la ciudadanía le pierda el miedo a este poder (la prensa) que se creía omnímodo e invencible".

Por otra parte, criticó la actitud de la CIDH, que emitió en pocos días la solicitud de medidas cautelares en favor de los demandados, aunque se demoró 6 meses cuando Ecuador pidió esas mismas protecciones para el ecuatoriano Nelson Serrano, condenado a muerte en los Estados Unidos.

Por ello, Correa volvió a insistir en que se debe crear un nuevo orden interamericano que sustituya al actual, según él, dominado por poderes hegemónicos, en referencia a los Estados Unidos.
Fuente: Infobae
ELECCIONES 2009
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
   
www.coninfo.net