El tiempo - Tutiempo.net
04:17 hs. - Viernes 02 de Diciembre de 2022 Corrientes, Argentina.
 Cotización del dolar: Compra $163,3  |  Venta $174,0
Cultura

Viernes, 18 de Noviembre de 2022
ANDRÉS CALAMARO VOLVIÓ AL ANTEL ARENA CON UNO DE LOS MEJORES SHOWS DE 2022

Con Juanse como invitado sorpresa, Andrés Calamaro regresó a Uruguay para presentar un repertorio repleto de éxitos y ofrecer uno de los mejores shows del añouno de los mejores shows del año

Arropado por los vítores del público montevideano, Andrés Calamaro se pone de rodillas y besa el escenario del Antel Arena. Acaba de cantar una festiva versión de “Maradona” —con imágenes del futbolista proyectadas en la pantalla gigante—, que enganchó con la desgarradora “Espérame en el cielo” y luego con la eufórica “Estadio Azteca”, y acaba de lograr uno de los momentos más memorables de la noche del jueves.

Recién pasó un tercio de su show y la comunión entre el público y artista es total, así que Calamaro devuelve el aprecio con un certero golpe enérgico. La banda se lanza sobre el pulso cumbiero de “Tuyo siempre” y el baile se adueña del recinto. Celulares y brazos en alto, abrazos entre amigos, unas cuantas sonrisas y el canto colectivo dominan la escena. Cuando cierra el tema con un guiño al riff de “Mil horas”, el argentino desata una nueva ovación.

Anoche, Andrés Calamaro volvió a Uruguay para ofrecer uno de los mejores shows de 2022. A través de una larga lista de éxitos, una banda de primera línea y una interpretación admirable, demostró por qué es uno de los artistas más emblemáticos del rock rioplatense. Dejó salir su lado más libre en "Los aviones" —que enganchó con "El ratón", de Cheo Feliciano— y "All U Need Is Pop", donde moldeó la melodía según requería la emoción del momento; rescató unas cuantas joyas del disco Bohemio ("Cuando no estás", "Tantas veces", "Rehenes", "Tantas veces" y "Bohemio"); y, sobre todo, cantó sus clásicos.

La fiesta se desató con "Para no olvidar", la cuarta canción del repertorio, cuando Calamaro logró que un sector del público se pusiera de pie y coreara la letra. Más personas se levantaron unos minutos después, cuando le llegó el turno a "Mi enfermedad", otro de sus éxitos de la época de Los Rodríguez. Desde ahí, el show se cargó de un impulso rockero que movió a la mezcla de generaciones que había en el recinto.

A diferencia de su recital de 2019 —donde recitó décimas y dialogó con el público—, en esta ocasión Calamaro prefirió que hablaran las canciones. Apenas algunos "mil gracias" entre canciones alcanzaron; el resto quedó a cargo de la música. La gran sorpresa llegó cuando interpretó "La parte de adelante" y la enganchó con "Loco": sobre el final, Juanse irrumpió en escena para un frenético solo de guitarra que terminó en ovación. El argentino se quedó para cantar "Para siempre" y "Me arde". Más tarde, en los bises, volvería para desempolvar a "No se puede vivir del amor".

Sobre la mitad del show, Calamaro, que volvió a vestir su ya clásica vincha de calaveras y usó una remera que homenajeaba a tres leyendas puertorriqueñas de la salsa —Ismael Rivera, Héctor Lavoe y Frankie Ruiz—, desplegó —casi sin descanso— una seguidilla de clásicos: "Sin documentos", "El Salmón", "Flaca", "Alta Suciedad" y "Paloma". 

A esa altura, la fiesta estaba en su punto máximo y hubo dos momentos claves en ese segmento. El primero fue el que tuvo al público coreando a todo volumen la irresistible coda de "Flaca", mientras Calamaro se animó a improvisar un fragmento de "El día que me quieras"; el segundo, el del músico y su banda tocando "Paloma" mientras el canto al unísono de los asistentes tomaba el protagonismo. 

El show llegó a la cúspide en los bises, cuando la banda tocó "Los chicos". Ese clásico de La Lengua Popular dedicado "a los amigos que se fueron primero" comenzó con la imagen de San Pugliese en la pantalla gigante y adquirió mayor emotividad cuando aparecieron las imágenes de figuras fallecidas como Diego Maradona, Luis Alberto Spinetta, Miguel Abuelo, Gustavo Cerati, Luca Prodan y Pappo. 

"Muchas gracias, Montevideo. Hasta siempre", agradeció mientras por los parlantes sonaba el pasodoble torero de Nerva. Enseguida, utilizó su saco negro para —inspirado en la tauromaquia— cargar la suerte de su público. "Olé", le gritaron desde los anillos mientras el argentino sonreía. Antes de retirarse, abrazó a sus compañeros y se despidió del público con los brazos en alto. Una vez más, Calamaro salió victorioso del Antel Arena.

CALAMARO EN CORRIENTES

El músico, creador de más de 30 obras discográficas, se presenta este 3 de diciembre en el Anfiteatro Cocomarola ubicado por av. Sarmiento en  la Ciudad de Corrientes, luego de agotar las entras en Mar del Plata, Córdoba, Buenos Aires y Uruguay.

Entradas

Desde los puntos de venta, Que Sea Rock en Corrientes (Pellegrini1.501) y *Opui * (Mitre 225) en Resistencia, Chaco, hay una fuerte demanda de entradas y más consultas sobre la puesta en escena. 

En ambos locales, la venta los tickets se adquieren a $6.000 (solo en efectivo), y también, se encuentra vigente la salida online a través de 
tuentrada.com