El tiempo - Tutiempo.net
14:45 hs. - Jueves 06 de Octubre de 2022 Corrientes, Argentina.
 Cotización del dolar: Compra $144,2  |  Venta $155,9
Policiales

Viernes, 16 de Septiembre de 2022
PUNTO FINAL A LA BANDA QUE ASALTÓ CUATRO COMERCIOS EN DOS SEMANAS

Tres hombres resultaron detenidos como responsables de robos violentos en una farmacia, un lubricentro y en dos supermercados. La Policía realizó allanamientos. Uno de los golpes fue cometido a la vuelta de la casa de uno de ellos.

La labor paciente de la Policía condujo a la detención de tres hombres integrantes de una banda que asaltó en la ciudad de Corrientes a dos supermercados, una farmacia y un lubricentro en un lapso de 15 días.

El caso cuenta con detalles sorprendentes. Entre ellos resalta el escondite que utilizaron apenas escaparon de cometer un golpe resonante. Se trata de la casa del presunto cabecilla, situada a la vuelta de uno de los comercios donde a punta de armas de fuego redujeron a varias personas, antes de sustraer una considerable suma de dinero.

Detectives de la División de Investigaciones Metropolitana (DIM) habrían desbaratado así el accionar de peligrosos malvivientes que utilizaban, además de una moto, un camión para despistar a las autoridades.

Ayer, personal de la DIM realizó el registro de viviendas ubicadas en los barrios Industrial y Popular. En esos operativos secuestraron prendas de vestir, armas y vehículos.

Los acusados son Carlos Daniel L., alias "Papu", oriundo de Chaco y amplio prontuario; Sergio Ramón O., de apodo "Bin Laden", un expolicía misionero; y Sergio Raúl B., también con serios antecedentes criminales.

El sábado de 20 de agosto a las 22:45 dos malvivientes irrumpieron con sus rostros cubiertos a la sucursal de supermercados Depot de avenida Armenia y Monteagudo.

Ambos maleantes robaron la recaudación antes de fugar a pie sobre Armenia en dirección a la esquina de calle José Ingenieros.

Ese atraco despertó muchos interrogantes entre los investigadores. Por más que buscaron en cámaras de seguridad nunca vieron a algún vehículo usado en el golpe.

Con el análisis del material fílmico trascendieron algunas pistas. Al igual que en los posteriores asaltos, uno de los delincuentes calzaba alpargatas, una característica que a la postre sería un indicio relevante.

El viernes 30 de agosto, dos hombres con capuchas entraron a una farmacia de avenida Cuba en la que hay un anexo de cobro de servicios. Bajo amenazas a un empleado sustrajeron considerable monto de dinero.

Un atraco casi calcado ocurrió en un supermercado en jurisdicción de la comisaría 22 del barrio José María Ponce. Rostros cubiertos, arma en mano y el objetivo de llevarse el dinero de las ventas.

Pero el comienzo del fin para este grupo delictivo, precisaron ayer a época fuentes de la pesquisa, ocurrió el martes 6 de septiembre cuando se produjo el asalto al responsable de un lubricentro de avenida Raúl Alfonsín casi Darragueira del barrio San José.

Ese día, a plena luz de la tarde, robaron cinco mil pesos que pusieron adentro de un balde antes de ascender a una motocicleta.

Hasta ahí parecía que se trataba de un típico hecho de motochorros, posiblemente al azar.

Sin embargo, la posterior investigación habría determinado que en cada uno de los hechos existió cierta planificación y en el episodio registrado en el lubricentro sucedió con una metodología de despiste.

A una cuadra del lugar, el autor material del asalto bajó de la moto de un cómplice para subir al camión de un tercer partícipe.

En definitiva, ese camión habría sido usado, a excepción del asalto a Depot, en los restantes robos como vehículo de apoyo.