El tiempo - Tutiempo.net
05:06 hs. - Miercoles 03 de Marzo de 2021 Corrientes, Argentina.
 Cotización del dolar: Compra $89,28  |  Venta $94,67
Economía

Domingo, 21 de Febrero de 2021
LA TARIFA DEL TRANSPORTE ESCOLAR TENDRÁ UN AUMENTO DE ENTRE EL 50 Y 70%

La vuelta a clases implicará el incremento de la movilidad. En Capital, la denominada “nueva normalidad” se enfrentará a una prueba el 1 de marzo con el retorno de miles de chicos a las aulas. El transporte privado tendrá un incremento de entre el 50 y el 70%.

Con el protocolo de la vuelta a clases aprobado y la posibilidad de avanzar con la aplicación de la vacuna contra el COVID-19 al personal docente, Corrientes se prepara para el retorno a las aulas. Uno de los puntos a tener en cuenta por las familias, es el costo de los denominados “colectivitos escolares”. Este año, el valor por alumno será de entre 5.000 y 6.000 pesos.

 

Hasta el 2019, eran medio centenar (alrededor 54) los vehículos habilitados. Con la parálisis de la actividad escolar del año pasado, aún no se sabe cuántos retomarán la prestación del servicio.

Cristian Soto, propietario de una de las unidades que operan en la capital de la provincia, dialogó con época y comentó su experiencia con respecto a las dificultades que le tocó atravesar en este período de cuarentena.
El trabajador informó que ya cumplió con los trámites para la habilitación del vehículo.

“La pandemia trajo muchos cambios. Ahora todo es por turno. En mi caso, el jueves pasado cumplí con la revisión técnica del vehículo. Por suerte, está en condiciones para retomar la actividad”, dijo Soto en comunicación con este matutino. En cuanto a los protocolos sanitarios, comentó que el Municipio capitalino solicitó que cada unidad cuente con la cabina del conductor cubierta. Además, mientras el tiempo lo permita, las ventanillas deben estar abiertas para que haya una constante ventilación.

Acerca de la capacidad, dijo que hasta el momento no habrá limitaciones. “Nuestra situación es desesperante. Tuvimos un año sin poder trabajar y hay algunos colegas que no volverán por problemas económicos. Limitarnos a un porcentaje de la capacidad de nuestros vehículos sería muy complicado”, enfatizó el transportista.

 

En este sentido, informó que las combis cuentan con entre 28 y 34 asientos.

“Hasta el momento, el municipio no puso restricciones en lo que hace a la cantidad de alumnos transportados. De todas maneras, quiero puntualizar que nosotros trabajamos con clientes estables y en el caso detectarse un caso de COVID, la trazabilidad será inmediata. Distinto es el caso del transporte público, en el que se juntan personas de distintas franjas etarias y funciones labores, estudiantiles o independientes”, recalcó Soto.

Suba astronómica
La vuelta clases presenciales representará una erogación importante para los tutores. Además del incremento de los útiles y otros elementos de la canasta escolar, se suma la suba del transporte escolar.

En promedio, los incrementos van desde el 50 al 70 por ciento. Vale recordar que, hasta diciembre de 2019, el traslado de alumnos en estos vehículos costaba entre 3.300 y 3.500 pesos.

De acuerdo con la información a la que pudo acceder época, los precios actualizados rondarán los $5.500 a los 6.000 pesos.

Se estima que, por turno, las flotas de “colectivitos escolares” trasladaban alrededor de 1.800 alumnos. Los propietarios de los rodados afirman que la nueva tarifa se debe en parte a la parálisis provocada por la pandemia. “Hay que tener en cuenta que nosotros, la última recaudación que tuvimos fue en el mes de noviembre de 2019. Muchos transportistas no trabajan en diciembre porque el calendario, como mucho, se estira hasta el día 10.

Por este motivo, algunos no hacen compromisos con sus clientes. En ese contexto, debemos decir que hace 15 meses que estamos parados”, dijo Gregorio, otro de los trabajadores del sector que tomó contacto con este medio.

Además, agregó que en ese tiempo hubo suba de insumos, sin olvidar los constantes incrementos en los precios del combustible.

Un neumático para una combi en la actualidad cuesta aproximadamente 20 mil pesos y una batería, en promedio, 18 mil pesos. El seguro es otro de los ítems que tuvo aumentos en el tiempo que el sector quedó paralizado.