El tiempo - Tutiempo.net
21:54 hs. - Miercoles 01 de Abril de 2020 Corrientes, Argentina.
 Cotización del dolar: Compra $  |  Venta $
El Mundo

Jueves, 26 de Marzo de 2020
ESPAÑA COMPRÓ TEST RÁPIDOS DE CORONAVIRUS A CHINA Y NO SIRVEN: ALBERTO FERNÁNDEZ SE HABÍA NEGADO A ADQUIRIRLOS

Muchas de las críticas hacia el gobierno argentino en redes sociales y en la prensa apuntaba a por qué no se habían comprado de estos test, pero el presidente Alberto Fernández explicó en una entrevista televisiva que no estaba probada la eficacia de los mismos para detectar con certeza la infección.

Los gobiernos de España y de China confirmaron hoy que los test rápidos para la supuesta detección del coronavirus "no funcionan" e incluso la empresa productora fue denunciada por fabricarlos sin licencia.

Muchas de las críticas hacia el gobierno argentino en redes sociales y en la prensa apuntaba a por qué no se habían comprado de estos test, pero el presidente Alberto Fernández explicó en una entrevista televisiva que no estaba probada la eficacia de los mismos para detectar con certeza la infección.

Ahora, el Gobierno de España informó que las pruebas, que se iban a destinar sobre todo a los médicos y enfermeros que están en el "frente de batalla", tienen una sensibilidad excesivamente baja y dan negativo en casos en los que la prueba tradicional certifica el positivo.

"Los tests rápidos para detectar la infección de coronavirus que ha comprado el Ministerio de Sanidad en China no funcionan bien. Tienen una sensibilidad del 30%, cuando deberían superar el 80%", publicó hoy el diario El Mundo.

¿Y eso qué significa? "Que los tests no valen, porque dan muchos falsos negativos", explicaron a ese diario español responsables sanitarios de la Comunidad de Madrid, que recibió la primera remesa de pruebas rápidas.

"Muchos pacientes que teniendo positivo por coronavirus en la PCR (la prueba de referencia, que tarda más tiempo) dan negativos en el test", explicaron los médicos sanitaristas consultados por El Mundo.

La embajada de China en España ha anunciado que la empresa a la que le compró los 640.000 tests el Gobierno español, Shenzhen Bioeasy Biotechnology, ni siquiera tiene licencia.

"El Ministerio de Comercio de China ofreció a España una lista de proveedores clasificados, en la cual Shenzhen Bioeasy Biotechnology no estaba incluida", dijo la embajada.

"Shenzhen Bioeasy Biotechnology no ha conseguido todavía la licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China para vender sus productos", añadió.

Finalmente, ayer la Comunidad de Madrid denunció la inutilidad de los tests: "No valen. Nos dieron 8.000 test sin haberlos validado, y gracias a la prudencia de la Consejería de Sanidad no se hizo distribución masiva".