El tiempo - Tutiempo.net
19:02 hs. - Miercoles 26 de Febrero de 2020 Corrientes, Argentina.
 Cotización del dolar: Compra $59,30  |  Venta $64,27
Deportes

Lunes, 10 de Febrero de 2020
"VICTORIA IMPORTANTE": RIVER LO REMONTÓ Y GALLARDO SE ACERCA A SU PRIMERA SUPERLIGA

"El que se equivoque menos se va a llevar el campeonato", afirmó el DT luego del triungo por 2 a 1 ante Unión.

El entrenador Marcelo Gallardo llegó a Santa Fe después de una operación renal y se llevó una alegría con la victoria de River Plste sobre Unión por 2 a 1 que lo mantuvo en la cima de la Superliga en soledad, por lo que advirtió que de aquí en más "el que se equivoque menos se va a llevar el campeonato".

"Fue un partido muy duro, muy disputado y físico, en una cancha difícil y contra un rival que complicó. Esta fue una semana dura para mi por el problema de salud que tuve, pero por suerte terminó bien", expuso Gallardo en uno de los pasillos del estadio 15 de Abril.

"La verdad que hay que reconocer que el planteo que hizo Unión nos complicó y por eso tuve que cambiar sobre la marcha para ordenarnos. A partir de ese cambio prematuro de Juan Quintero por Lucas Martínez Quarta durante el primer tiempo logramos un poco el control que no tuvimos de entrada", explicó.

"Después, en una cancha como esta que no es fácil, tuvimos puntería. Llegamos pocas veces, pero fueron goles. Y nos llevamos una victoria importante", apreció.

El "Muñeco" sostuvo que "Leonardo Madelón hizo un planteo con tres centrales. Eso nos dejó con el inconveniente de que nos sobraba gente atrás y nos faltaba en el medio. La entrada de Juanfer nos dio calidad de control porque estaba fresco. En un partido luchado, no había espacio para jugar. La pelota iba por arriba y por abajo había fricción. Ellos no bajaron nunca el ritmo y por eso fue un partido muy difícil".

"El cambio que mencioné fue táctico y entiendo perfectamente la amargura de Martínez Quarta porque no le gustó salir antes de la media hora del primer tiempo, pero se entiende", concluyó un Gallardo feliz en Santa Fe.

La remontada

En medio de un trámite que por momentos le resultó completamente esquivo, River Plate se alzó con tres importantes unidades al imponerse a Unión de Santa Fe por 2 a 1, al cabo de un muy entretenido encuentro disputado en el estadio "15 de Abril", en el marco de la decimonovena jornada de la Superliga.

Walter Bou, a los 2 minutos del complemento, abrió la cuenta para el "Tatengue", en tanto que Ignacio Fernández, a los 9, y el defensor paraguayo Robert Rojas, a los 20 minutos del mismo período, dieron vuelta el score para la formación "millonaria".

El audaz planteo original de Leonardo Madelón obligó a una rápida corrección de Marcelo Gallardo de su propia estrategia promediando el primer tiempo.

Al notar el recuperado "Muñeco" que la línea de cinco no se justificaba sacrificó a un defensor para darle cierto vuelo al armado de su equipo con el ingreso del colombiano Quintero.

Tras dicha sustitución River se superó ligeramente pero siempre fue el local el que se mostró mejor parado y el que contó con las mayores aproximaciones en la primera mitad.

Como un tardío premio a su evidente preeminencia, el dueño de casa llegó a la apertura apenas reiniciado el juego tras un preciso centro desde la izquierda de Milo que encontró la cabeza del esforzado Bou para vulnerar a Armani.

Dicho contratiempo pareció darle a la visita el afán de superación que no se vislumbró hasta ese entonces ya que en pocos minutos no solo niveló las acciones sino que pasó a comandar el tanteador.

En primera instancia, un precioso centro de Matías Suárez desde la izquierda que recaló en la cabeza de Ignacio Fernández y luego a través de un tiro de esquina ejecutado magistralmente por Quintero desde la derecha que halló fortuitamente la humanidad de Robert Rojas para impulsar el balón a la red, revirtieron un trámite completamente adverso ante un "Tatengue" que observaba atónito semejante e inmerecido vuelco en el score.

La visita siguió padeciendo el desarrollo siendo un terrible remate de Troyansky que dio en el travesaño, a los 23 minutos del segundo tiempo, la señal inequívoca de lo sufrida que resultó la victoria de un por demás exigido conjunto visitante.

Seguramente de haber ingresado ese balón estaríamos hablando que mínimamente se estableció una pequeña dosis de justicia entre un Unión que no contó con la fortuna necesaria en circunstancias claves y un conjunto de Núñez que sacó adelante un partido solo por la reconocida jerarquía individual y colectiva de la que suele hacer gala en choques complicados como el del día de la fecha.