El tiempo - Tutiempo.net
10:43 hs. - Miercoles 18 de Septiembre de 2019 Corrientes, Argentina.
 Cotización del dolar: Compra $54,94  |  Venta $58,99
El Mundo

Miercoles, 11 de Septiembre de 2019
A 18 AÑOS DE LAS TORRES GEMELAS, EL ATENTADO QUE CONMOCIONÓ AL MUNDO

El 11 de septiembre del 2001 el planeta miraba horrorizado la caída de los edificios más emblemáticos de Estados Unidos.

Un día como hoy pero en el 2001 el mundo miraba atónito como Nueva York sucumbía ante el terrorismo mundial. El 11 de septiembre cuatro aviones de línea fueron secuestrados por terroristas islamistas y lograron que dos de ellos impacten contra las Torres Gemelas.

El World Trade Center en Nueva York no fue el único objetivo. Otro de los aviones dio contra el Departamento de Defensa en Washington y el último se estrelló en Pensilvania. Ese día casi 3.000 personas fallecieron y otras 6.000 resultaron heridas en los ataques.

Fue cerca de las 9 de la mañana de Estados Unidos. Un vuelo de American Airlines se estrelló contra la Torre Norte. El segundo impacto fue apenas 17 minutos después. Según se supo luego, el segundo choque fue calculado para que el mundo pudiera verlo a través de la trasmisión de los noticieros de ese país.

Primero se pensó en un accidente, hasta que el segundo avión impactó con la segunda estructura. Algunos pudieron escapar y otros no tuvieron tanta suerte. Las imágenes aun hoy nos siguen horrorizando: gente gritando pidiendo auxilio y otros directamente tirándose al vacío para no morir quemados.

En pocos minutos las torres representativas del poder económico del país del norte quedaron reducidas a escombros. Cientos de muertos. La cifra oficial habla de 2996, más otros 6.000 heridos. La mayoría de ellos civiles, además de 19 terroristas, bomberos y policías que participaron en el rescate. Murieron también los 265 pasajeros de los 4 aviones, además de 125 personas en el Pentágono donde chocó la otra nave.

Las llamas tomaron las escaleras y muchas personas no lograron huir. Se habla que por lo menos 200 personas saltaron para evitar ser alcanzadas por el fuego y el humo. Más allá de que pasaron muchos años, los supervivientes, entre ellos bomberos y paramédicos, siguen muriendo de enfermedades relacionadas a su accionar en el atentado contra el World Trace Center.