El tiempo - Tutiempo.net
03:57 hs. - Domingo 25 de Agosto de 2019 Corrientes, Argentina.
 Cotización del dolar: Compra $53,26  |  Venta $57,38
Inf.Gral

Miercoles, 14 de Agosto de 2019
EN PLENA VACACIONES, POLICÍA DESCUBRIÓ FÁBRICA DE TÍTULOS FALSOS

El policía de la Dirección de Drogas Peligrosas vio un anuncio en Facebook en el que se ofrecían documentos “truchos” de finalización de estudios. Llevó adelante la pesquisa y se detuvo a uno de los involucrados. En otro caso, un agente fue detenido.

Re­cien­te­men­te se re­gis­tra­ron dos ca­sos en los que es­tu­vie­ron in­vo­lu­cra­dos agen­tes po­li­cia­les, aun­que con par­ti­ci­pa­cio­nes muy dis­tin­tas en los he­chos. Por un la­do, se re­gis­tró el des­ta­ca­ble ac­cio­nar de un ofi­cial que pres­ta ser­vi­cio en la ciu­dad de Co­rrien­tes, quien es­tan­do de va­ca­cio­nes en­con­tró una pis­ta que lo lle­vó a ases­tar un du­ro gol­pe con­tra ma­nio­bras de fal­si­fi­ca­ción de tí­tu­los se­cun­da­rios. Por otro, en Cu­ru­zú Cua­tiá, se su­po que un agen­te se en­cuen­tra de­mo­ra­do por el su­pues­to ro­bo de una mo­to­ci­cle­ta que es­ta­ba guar­da­da en un de­pó­si­to po­li­cial.


En am­bos ca­sos no tras­cen­die­ron la iden­ti­dad de los agen­tes.


Con res­pec­to al ofi­cial que fue men­cio­na­do pri­me­ra­men­te, fuen­tes cer­ca­nas in­di­ca­ron que pres­ta ser­vi­cio en la Di­rec­ción de Dro­gas Pe­li­gro­sas y Cri­men Or­ga­ni­za­do. Es­te agen­te ha­bía sa­li­do de va­ca­cio­nes du­ran­te la se­ma­na pa­sa­da, via­ja­ba ha­cia otra pro­vin­cia ar­gen­ti­na pa­ra dis­fru­tar del pe­rio­do de des­can­so de sus ac­ti­vi­da­des ha­bi­tua­les.


En ese con­tex­to, el uni­for­ma­do se en­con­tra­ba vien­do su cuen­ta de Fa­ce­bo­ok, en la que en­con­tró un ex­tra­ño anun­cio: “Se ha­cen tí­tu­los se­cun­da­rios com­ple­tos, pa­ra bus­car tra­ba­jo y ha­cer el cur­so de em­bar­ca­di­zo, pa­so in­for­ma­ción por pri­va­do”.


Es­te anun­cio ha­bía si­do de­ja­do en un gru­po co­no­ci­do co­mo “com­pra y ven­ta”; es de­cir, una pla­ta­for­ma de Fa­ce­bo­ok en el que se ofer­tan y com­pran pro­duc­tos y buscan trabajo.


Co­mo era evi­den­te que se es­ta­ba an­te un de­li­to de fal­si­fi­ca­ción, en el que di­cho sea de pa­so se pre­ten­día in­vo­lu­crar a per­so­nas de­sem­ple­a­das o ne­ce­si­ta­das de otro tra­ba­jo, el ofi­cial de­ci­dió co­men­zar un diá­lo­go con él o los ofer­tan­tes. El agen­te, que se hi­zo pa­sar por un in­te­re­sa­do en la ofer­ta, pri­me­ra­men­te se co­mu­ni­có a tra­vés del chat de Fa­ce­bo­ok y pos­te­rior­men­te por te­lé­fo­no.


Una vez que él o los de­lin­cuen­tes “mor­die­ron el an­zue­lo”, el agen­te no­ti­fi­có de la si­tua­ción a sus su­pe­rio­res y a su vez, fue in­for­ma­da la Fis­ca­lí­a.


Así es que fi­nal­men­te se co­or­di­nó una reu­nión con el de­lin­cuen­te, con la in­ten­ción de de­te­ner­lo en el mo­men­to en el que se re­a­li­za­ba el fal­so in­ter­cam­bio co­mer­cial.


Es así que se dia­gra­mó un ope­ra­ti­vo pa­ra lle­var ade­lan­te la de­ten­ción. El agen­te fue has­ta el si­tio acor­da­do, has­ta que se pre­sen­tó un jo­ven.


Es­te mu­cha­cho, te­nía en sus ma­nos un do­cu­men­to muy bien “ar­ma­do”, se­gún se in­di­có des­de el si­tio es­pe­cia­li­za­do To­do Po­li­cia­les en el que se sos­tu­vo que el “tí­tu­lo” te­nía se­llo, fir­ma, mem­bre­te y nom­bre de un re­co­no­ci­do es­ta­ble­ci­mien­to pri­va­do, jun­to al del su­pues­to egre­sa­do.


Es­te do­cu­men­to fal­so ten­dría un cos­to de 2.500 pe­sos. Mien­tras el “ven­de­dor” le mos­tra­ba el pa­pel, el agen­te po­li­cial le mos­tró su pla­ca y le in­for­mó que es­ta­ba de­te­ni­do. Es de des­ta­car que el agen­te de Dro­gas Pe­li­gro­sas ac­tuó jun­to a Di­rec­ción de In­ves­ti­ga­ción de De­li­tos Com­ple­jos.


Así es que fi­nal­men­te el mu­cha­cho de 22 años fue arres­ta­do por la ven­ta del do­cu­men­to fal­so.


Pos­te­rior­men­te, las fuen­tes cer­ca­nas in­di­ca­ron a épo­ca que se re­a­li­zó un alla­na­mien­to con la in­ten­ción de se­cues­trar la com­pu­ta­do­ra en la que se ha­bría im­pre­so el tí­tu­lo fal­so, aun­que en es­te ca­so el pro­ce­di­mien­to no ha­bría te­ni­do los re­sul­ta­dos es­pe­ra­dos. No obs­tan­te, fue vin­cu­la­do al ca­so un se­gun­do sos­pe­cho­so.


Al res­pec­to se cree que el de­te­ni­do pu­do ha­ber te­ni­do cóm­pli­ces, por lo que la pes­qui­sa con­ti­núa pa­ra in­ten­tar di­lu­ci­dar es­te pun­to.

 

Sos­pe­cha­do de ro­bo


En tan­to, du­ran­te el do­min­go en el que se de­sa­rro­lla­ba las elec­cio­nes Pri­ma­rias a ni­vel na­cio­nal, en Cu­ru­zú Cua­tiá es­ta­ba ocu­rrien­do la de­mo­ra de un ca­bo que pres­ta ser­vi­cio en aque­lla lo­ca­li­dad.
Es­te hom­bre ha­bría si­do de­nun­cia­do por el su­pues­to ro­bo de una mo­to­ci­cle­ta que es­ta­ba en el de­pó­si­to ju­di­cial “Pal­ma­res”.


Se­gún se in­di­có, se tra­ta de un ca­bo que te­nía asig­na­da la ta­rea de cus­to­diar el pre­dio, del que de­sa­pa­re­ció una mo­to­ci­cle­ta que es­ta­ba con­fis­ca­da. Es así que el hom­bre se en­cuen­tra en la co­mi­sa­ría Se­gun­da, se­gún con­fir­ma­ron las fuen­tes de la Po­li­cí­a.


Con res­pec­to a las prue­bas en su con­tra no se co­no­cie­ron ma­yo­res da­tos, aun­que ex­tra­o­fi­cial­men­te se sos­tu­vo que la de­ten­ción ha­bría ocu­rri­do en la lo­ca­li­dad de Mer­ce­des, de don­de es oriun­do el ca­bo sos­pe­cho­so. Asi­mis­mo fuen­tes no ofi­cia­les, in­di­ca­ron que apa­ren­te­men­te, en el pa­sa­do, el hom­bre ha­bría te­ni­do al­gu­nos pro­ble­mas de ín­do­le pa­re­ci­da es­tan­do de ser­vi­cio. Por otro la­do, has­ta aho­ra no se in­for­mó que ha­ya ocu­rri­do al­gún otro pro­ce­di­mien­to pa­ra en­con­trar la mo­to­ci­cle­ta. Lo cier­to es que no se tra­ta del úni­co ca­so en el que po­li­cí­as son vin­cu­la­dos a ro­bos den­tro de de­pó­si­tos ju­di­cia­les que de­be­rí­an cus­to­diar.