El tiempo - Tutiempo.net
13:56 hs. - Sábado 23 de Marzo de 2019 Corrientes, Argentina.
 Cotización del dolar: Compra $38,88  |  Venta $40,71
El Mundo

Jueves, 10 de Enero de 2019
MISTERIO: CERDOS Y GALLINAS, DUEÑOS DE UNA ISLA DEL CARIBE

Big Major Cay es una playa única de Bahamas a la que cada vez llegan turistas que quieren ver con sus propios ojos cómo es posible que exista una isla habitada sólo por estos dos animales.

El archipiélago de las Exumas se encuentra en Bahamas y contiene más de 365 islas e islotes, separadas a no demasiada distancia de Nassau, la capital del país.

Se divide en tres áreas: Great Exuma y Little Exuma son las principales, con islas grandes y playas de arena fina y blanca y muchas palmeras. La tercera zona, la de los Cayos de Exuma, es más pequeña y comprende islotes e islas chicas que la convierten en la más exclusiva, ya que el tamaño es el ideal para los millonarios que desean comprar un terreno allí. Sin embargo, en esta parte de las Exumas también hay un lugar en el que no vive gente: sólo hay cerdos y gallinas.

Se trata de Big Major Cay, una playa única a la que cada vez llegan más turistas que quieren ver con sus propios ojos cómo es posible que exista una isla habitada sólo por estos dos animales y vivir la experiencia de compartir un chapuzón con los dulces cerditos que se dejan acariciar y compartir su hábitat con humanos.

Si bien nadie sabe cómo llegaron hasta esta isla del Atlántico Norte, la leyenda establece que hace mucho tiempo un grupo de marineros dejaron a los cerdos en la isla con la intención de volver y cocinarlos. Pero nunca regresaron y los chanchitos sobrevivieron con los restos de comida de los barcos que navegaban por allí.

Sí está claro que viven ahí desde hace bastantes años, ya que fueron descubiertos en los '60 cuando grabaron la película de "El capitán trueno" en una isla cercana.

Otros "mal pensados" en verdad aseguran que todos los cerdos fueron llevados hasta allí como parte de un plan de negocios para atraer turistas a Bahamas. Hoy por hoy viven alrededor de 20 ejemplares entre adultos y crías.

Lamentablemente algunos irresponsables les dieron de tomar bebidas alcohólicas y murieron siete ejemplares, por lo que el Ministerio de Agricultura de Bahamas les prohibió a los turistas alimentarlos.