El tiempo - Tutiempo.net
22:48 hs. - Jueves 16 de Agosto de 2018 Corrientes, Argentina.
 Cotización del dolar: Compra $29,59  |  Venta $30,85
Policiales

Viernes, 10 de Agosto de 2018
CRIMEN DE TICHELLIO: VERSIONES CRUZADAS DE SUPUESTO ABUSO

Una mujer dijo a la prensa que su hija de 13 años fue alojada en la celda en la que se encuentra la sospechosa del homicidio y, allí, abusó de la adolescente, lo cual fue desmentido por la Policía. “El Defensor de Menores entrevistó a la niña y nada raro se acusó”, se indicó.

Ayer an­te la pren­sa, una mu­jer de­sa­tó un ver­da­de­ro es­cán­da­lo al brin­dar un re­la­to es­tre­me­ce­dor en el que ase­gu­ró que su hi­ja, de ape­nas 13 años, fue abu­sa­da por la sos­pe­cho­sa del fa­mo­so cri­men del pe­ni­ten­cia­rio Ga­briel Ti­che­llio, lo cual, di­jo que ocu­rrió en una co­mi­sa­ría ca­pi­ta­li­na. Es­to fue des­men­ti­do por la Po­li­cía que dio su ver­sión del ca­so. En ese mar­co se sos­tu­vo que el De­fen­sor de Me­no­res ha­bló con la in­fan­te y que na­da ra­ro se acu­só.

“Mi hi­ja de 13 años tie­ne un ‘no­vie­ci­to’, con el que es­ta­ban pe­le­an­do el lu­nes en la ve­re­da de ca­sa, an­te lo cual lo eché, lo que hi­zo eno­jar a mi hi­ja que me ame­na­zó con que se iba a es­ca­par de ca­sa. Por eso de­ci­do lle­var­la, jun­to a mi hi­jo de 17 años, a la co­mi­sa­rí­a, con la in­ten­ción de pe­gar­le un sus­to”, con­tó Nor­ma F., que se co­mu­ni­có al pro­gra­ma Equi­po de No­ti­cias (Ra­dio LT7 Co­rrien­tes) pa­ra con­tar lo que pre­sun­ta­men­te vi­vió la me­nor du­ran­te la no­che en la que es­tu­vo de­mo­ra­da en la sec­cio­nal, la cual es­tá ubi­ca­da en el ba­rrio 17 de Agos­to.

“A ella la alo­jan en una cel­da por­que hi­zo un ‘be­rrin­che’. Una po­li­cía le aga­rra de los pe­los, le pe­ga, y la me­te. Allí es­ta­ba la ‘a­se­si­na’ (por la sos­pe­cho­sa del cri­men de Ti­che­llio) y me di­je­ron que le iban a alo­jar en la mis­ma cel­da por que fal­ta­ba col­cho­nes”, con­tó la mu­jer, quien du­ran­te la en­tre­vis­ta no de­ta­lló si lle­gó a ex­pre­sar una ne­ga­ti­va a que la me­nor com­par­ta es­pa­cio con una per­so­na vin­cu­la­da a un cruen­to ho­mi­ci­dio.

“Al otro día la tras­la­da­ron al hos­pi­tal Juan Pa­blo II pa­ra re­a­li­zar una pe­ri­cia psi­co­ló­gi­ca. En la ca­mio­ne­ta me con­tó: “Ma­mi, la ase­si­na del pe­ni­ten­cia­rio abu­só de mi”, si­guió su re­la­to. An­te lo cual “co­men­cé a tem­blar y gri­tar de que gol­pe­a­ron a mi ne­na. Una po­li­cía me in­di­có que ha­ga la de­nun­cia mien­tras que otra se­ña­ló que no, por­que se iban a ‘des­qui­tar’ con mi hi­ja”.

Lue­go, la pro­ge­ni­to­ra ase­gu­ró que hi­zo lo per­ti­nen­te en el Juz­ga­do y que “re­cién de esa for­ma, las se­pa­ra­ron. Pe­ro, co­mo hay un só­lo ba­ño tu­vie­ron que abrir la cel­da”, in­di­có Nor­ma que sos­tu­vo que la me­nor con­ti­núa en la co­mi­sa­rí­a, “en el que le ha­cen dor­mir en el pa­tio, en un col­chón”. Sos­tu­vo ade­más, que des­de el Juz­ga­do aún no au­to­ri­za­ron que sea res­ti­tui­da a la fa­mi­lia.

Nor­ma ase­gu­ró que la me­nor que­dó de­te­ni­da por­que los po­li­cí­as le di­je­ron que “hi­zo ‘be­rrin­che’ y que pa­teó a una agen­te”, an­te lo cual “la aga­rra­ron, le pe­ga­ron, es­po­sa­ron y me­tie­ron en una cel­da”.

“Si jus­ta­men­te le tra­je pa­ra ayu­dar­la a mi hi­ja, al fi­nal hi­cie­ron al­go pe­or”, co­men­tó ya so­llo­zan­do, la ma­dre, que in­di­có que cuan­do qui­so de­nun­ciar el su­pues­to mal­tra­to, fue a la Je­fa­tu­ra de Po­li­cía y ahí tam­bién fue ame­na­za­da.

“Es­tá pa­san­do lo pe­or. In­clu­so es­ta se­ño­ra que ase­si­nó al pe­ni­ten­cia­rio, has­ta le con­tó a mi hi­ja co­mo lo ma­ta­ron a ma­za­zos (a Ti­che­llio)”, ex­pre­só.
Por úl­ti­mo, pi­dió que le sea res­ti­tui­da y que re­a­li­zó la de­nun­cia an­te el Juz­ga­do de Me­no­res Nº1.

Ver­sión po­li­cial
Des­de la Fuer­za se brin­dó otro re­la­to, to­tal­men­te dis­tin­to al men­cio­na­do an­te­rior­men­te.
Se­gún in­di­ca­ron fuen­tes de al­ta je­rar­quí­a, en re­a­li­dad la me­nor es­ta­ba fu­ga­da an­te lo cual, des­de la Jus­ti­cia, se ha­bía or­de­na­do la lo­ca­li­za­ción de la adolescente de 13 años.
Una vez que los agen­tes lo­gra­ron en­con­trar a la ni­ña, la lle­va­ron a la co­mi­sa­ría con la in­ten­ción de res­ti­tuir­la a los pa­dres, in­for­man­do al Juz­ga­do de Me­no­res co­rres­pon­dien­te.
En ese sen­ti­do, se in­di­có que la me­nor no es­tu­vo de­te­ni­da, por lo que no fue alo­ja­da en una cel­da y que tam­po­co exis­te una de­nun­cia por el pre­sun­to abu­so se­xual, al me­nos pre­sen­ta­da an­te la Fuer­za.

Tam­bién, se in­di­có que el De­fen­sor de Me­no­res ha­bló con la pre­sun­ta víc­ti­ma y que de di­cha en­tre­vis­ta no se des­pren­dió ele­men­to al­gu­no que pue­da apun­tar a un pre­sun­to abu­so se­xual sim­ple, co­mo el que fue re­la­ta­do an­te­rior­men­te. “Di­cha si­tua­ción no exis­tió, se­gún ex­pre­sa­ron las au­to­ri­da­des de la co­mi­sa­rí­a”, se in­di­có al pe­rio­dis­ta de es­te me­dio.

Asi­mis­mo, se ex­pli­có que no era la pri­me­ra vez que la me­nor es­tu­vo fu­ga­da de su vi­vien­da.
Con res­pec­to a otros pun­tos se­ña­la­dos por la ma­dre no se brin­da­ron ma­yo­res pre­ci­sio­nes.

Cri­men de Ti­che­llio
De­be re­cor­dar­se que por el ase­si­na­to del pe­ni­ten­cia­rio exis­ten dos mu­je­res apre­hen­di­das, la es­po­sa de la víc­ti­ma y la pre­sun­ta aman­te de ella.

Se­gún se des­pren­de de la in­ves­ti­ga­ción po­li­cial, el hom­bre dor­mía en su vi­vien­da y, en ese mar­co, fue ase­si­na­do a ma­za­zos.

Lue­go de es­to, fue su­bi­do a la ca­mio­ne­ta del pe­ni­ten­cia­rio y fue lle­va­do a otro si­tio, con la in­ten­ción de “o­cul­tar” el lu­gar del cri­men.